QUÉ ES EL TIEMPO Y ALGUNOS DE SUS BENEFICIOS

 

La idea de pensar que lo que conocemos como tiempo es algo que podemos manejar con sólo implementar unos cuantos tips sonará atractiva para muchos de nosotros, especialmente en aquellos momentos en que pareciera que faltan horas a nuestro reloj. Ahora bien, implementar sugerencias de organización, focalización, estructura o visualización ¿hacen que en verdad podamos manejar el tiempo o, por el contrario, son simples parches con los que calmar nuestros momentos de estrés?

Si entendemos el tiempo como un agente externo a nosotros que sólo nos sirve como herramienta de medición puede que algunos tips que circulan por ahí sean de nuestra ayuda. Sin embargo, si entendemos al tiempo como un concepto vivo que, como tal, tiene su propia existencia y lenguaje, puede que dichas herramientas no sean suficientes para conseguir un buen manejo del mismo.

Desde la enseñanza Cristal, como en otras, el concepto de tiempo es diferente al que nos dicta el grueso de la sociedad, pues lo toma como parte de nuestra existencia y no como algo externo. Solemos buscar la existencia fuera de nuestro tiempo: en nuestro cuerpo, mente, alma o corazón, por ejemplo, pero no nos detenemos a reflexionar que lo que tenemos y dejamos de tener y lo que somos y dejamos de ser es justamente el resultado de nuestro tiempo vivido. Así, desde esta lógica, el tiempo sería el ahora, el momento presente (entendiendo que está confeccionado de matices), mientras que nuestra falta de tiempo sería nuestra falta de existencia.

Hoy ponemos el foco en compartir algunos de los beneficios que nos brinda el manejo consciente del tiempo. Si desean profundizar en el tema los invitamos a ver la entrevista que los amigos de Caja de Pandora realizaron a Miguel Valls, donde habla sobre este y otros temas que influyen en el tiempo y su manejo.

 

QUÉ NOS APORTA EL MANEJO DE NUESTRO TIEMPO:

 

  • Sanar patrones que tenemos.
  • Sanar nuestro pasado y gracias a ello construir el presente deseado.
  • Construir las líneas de tiempo que elegimos vivir.
  • Aceptación del momento presente.
  • Encarnar la presencia.
  • Sembrar el presente para cosechar un buen futuro.